Academia de Teología Femenina 
María Magdalena

Your Subtitle text

Bienvenidas a la Academia de teología femenina "María Magdalena"

          La misión de María Magdalena era única
        como testigo y mensajera de la fe,
        en el contexto de la floreciente                   comunidad cristiana.
Ella aparece entre las primeras y desde luego,
la más importante de las mujeres discípulas
en torno a Cristo
.
 
Véase Lc 8:2


“Es claro que los textos evangélicos nos dan muy pocos datos sobre la vida de
María o Miriam de Magdala, por ello su biografía se ha llenado con un trabajo de la imaginación que tiene como punto de partida un malentendido instaurado como verdad, a lo largo de los primeros siglos del cristianismo. Malentendido que sin embargo, tiene unas raíces histórico/eclesiales muy precisas.

La violencia simbólica, como la instauración de una mentira en el lugar de la verdad, es una de las mayores violencias que se pueden ejercer contra grupos o individualidades, porque implica un trabajo permanente inscrito en el cuerpo de los sectores sociales contra los que se ejerce.

La figura de
María o Miriam de Magdala, ha sido sometida en la tradición cristiana a una de esas violencias simbólicas que ha irrespetado profundamente la verdad de su ser, de tal manera que podemos afirmar que en algunos sectores eclesiales a la mujer de cuya existencia conocemos por la tradición evangélica y que ha sido llamada María de Magdala, se le ha robado su identidad.

A través de este robo de identidad, a través de esta violencia ejercida sobre esta mujer, llamada comúnmente la Magdalena, se ha ejercido igualmente la dominación sobre las mujeres que, a lo largo de generaciones, han visto en ella, la imagen del pecado sexual que no se debe cometer...”

Carmiña Navia Velasco

¿Apostola o Demonia,
Espiritual o Carnal?
María Magdalena y la violencia histórica. 
Website Builder